martes, 9 de octubre de 2007

Crean una piel artificial que cicatriza heridas con rapidez

Aparecido en abc.es.


Foto de oknovokght.

N. RAMÍREZ DE CASTRO. MADRID.
27-6-2007 08:19:40

Científicos del Reino Unido han desarrollado un prototipo de piel artificial que podría convertirse en la alternativa a los dolorosos y poco estéticos injertos. No es el primer intento por lograr una piel con propiedades similares a la natural, pero sí la que ha logrado mejores resultados. El nuevo tejido, llamado «ICX-SKN», se fabrica con una combinación de fibroblastos de piel humana -células productoras de colágeno- y fibrina, una proteína que participa en la reparación de heridas y la coagulación de sangre.

Los prototipos han superado los primeros ensayos clínicos con resultados más que esperanzadores: los parches se integran en la piel de forma estable y las heridas se curan con rapidez, sin dejar cicatrices. Las conclusiones con seis voluntarios sanos se publicaron ayer en la revista científica «The Journal of Regenerative Medicine».

A los voluntarios se les realizó previamente un pequeño corte de forma ovalada en uno de sus brazos. La herida se cubrió con la piel artificial. En apenas 28 días las heridas se habían cerrado por completo y apenas mostraban cicatrices en todos los voluntarios. A diferencia de otros parches de piel artificial que se degradaban en semanas, el nuevo tejido se integró de forma consistente y estable.

Alternativa a los injertos

Pero a la compañia Intercytex que desarrolla este producto aún debe conseguir esos mismos resultados en pacientes más complicados, como los quemados o los diabéticos y personas de edad avanzada con úlceras de difícil curación. Ese será el verdadero banco de pruebas para la nueva piel artificial. Si se demuestra su eficacia en enfermos difíciles, los nuevos parches podrían revolucionar el tratamiento de las lesiones graves en la piel. De momento, la mejor forma de curar las quemaduras y heridas crónicas de difícil curación son los injertos de piel, extraídos del propio enfermo. Es una alternativa dolorosa que además causa una nueva agresión en enfermos tan delicados como los quemados. En personas con grandes superficies de piel dañadas, los injertos tampoco funcionan porque los pacientes no puede donar suficiente piel.

Paul Kemp, el director de la investigación, sostiene que su nuevo tejido provoca menos reacciones que otros materiales usados hasta el momento. Completada la primera fase del ensayo clínico, la compañía tiene previsto comenzar una segunda fase este mismo año. En esta etapa se quiere comprobar la eficacia con heridas de mayor tamaño.

Cultivar la piel

La piel artificial no es la única solución para las grandes lesiones. Otros grupos de investigacíón, como el del Ciemat en España, investigan en cultivos de piel del propio paciente. Bastaría una pequeña muestra del enfermo para cultivarla y expandirla en el laboratorio. Así, se contaría con tejido de reemplazo sin riesgo de rechazo.

No hay comentarios:

Estadística

ecoestadistica.com