martes, 28 de agosto de 2007

Cuestionan beneficios de nueva terapia para tratar heridas

Los ee.uu. L a Biblioteca nacional de la Medicina

NUEVA YORK (Reuters Health) - Cada vez más médicos usan un nuevo dispositivo de alta tecnología para tratar heridas crónicas como las escaras y las úlceras diabéticas, pero existe poca evidencia de que ese aparato supere la efectividad de las terapias habituales, indicó una revisión de estudios.

De hecho, advierten los autores, el nuevo método, conocido como presión tópica negativa, provocaría daños en algunos pacientes.

"Estaría mal sugerir que es muy dañino porque sería injusto, pero por otro lado, no es totalmente libre de riesgos", dijo a Reuters Health el doctor Ike Iheanacho, editor de Drug and Therapeutics Bulletin, donde se publicó la revisión.

El tratamiento, llamado también cierre asistido por vacío o Terapia V.A.C., incluye la colocación de un apósito de espuma sobre la herida que luego se conecta a un dispositivo que ejerce succión para eliminar los líquidos de la lesión.

Los fabricantes del dispositivo Terapia V.A.C. recomiendan utilizarlo continuamente las primeras 48 horas y, luego, de manera intermitente.

Este enfoque aceleraría la cicatrización y, por lo menos en teoría, ayudaría a eliminar sustancias dañinas de una herida, como las bacterias, explicó el equipo dirigido por Iheanacho.

No obstante, agregaron los autores, los 11 ensayos clínicos publicados sobre la terapia son pequeños y poseen errores importantes, como comparar el nuevo tratamiento con otro antiguo y de trabajo intensivo, como los apósitos húmedos de gasa.

El equipo señaló que un estudio indica que el dispositivo aceleraría la cicatrización de heridas después de la amputación del pie en personas diabéticas.

Si bien existe evidencia de que también ayudaría a las personas con úlceras venosas crónicas en las piernas, el equipo agregó que los estudios que hallaron ese beneficio se realizaron en personas que permanecieron hospitalizadas o en cama, lo que no ocurre en la vida real por los altos costos de las internaciones.

"No existe evidencia sólida de que la presión tópica negativa mejore la cicatrización de heridas por injertos de piel o de las úlceras por presión o del pie diabético", agregaron los autores.

Según Iheanacho, los efectos adversos de la terapia pueden incluir agravamiento de la herida y dolor. También puede ser "molesto" para los pacientes que deben permanecer conectados al dispositivo por largos períodos.

El investigador sostuvo que la popularidad de la Terapia V.A.C. está aumentando en el Reino Unido y el resto del mundo y opinó que la tecnología del dispositivo tiene cierto atractivo, como así también los efectos que propone.

"Existe cierto glamour en su uso, como siempre ocurre con los nuevos tratamientos", dijo Iheanacho.

El equipo concluyó que también existe muy poca evidencia que justifique el uso del dispositivo "fuera del lugar de investigación".

El fabricante de la Terapia V.A.C. no hizo comentarios sobre el estudio publicado.

El consejo de Iheanacho para los pacientes a los que se les ofrece el tratamiento es preguntar por qué se le está recomendando, qué experiencia tiene el médico con la terapia y si existen alternativas.

"Los pacientes no deben asumir que porque alguien les ofrece esa técnica es lo mejor disponible", concluyó el autor.

FUENTE: Drug and Therapeutics Bulletin, agosto del 2007

Los Institutos nacionales de la Salud

No hay comentarios:

Estadística

ecoestadistica.com