lunes, 20 de agosto de 2007

Aparecido en prensa

(Publicado hoy en Levante-emv.com)
Telas para regenerar la piel

El futuro del textil se mueve, cada vez más, en la investigación y el desarrollo de nuevos productos. La nanotecnología desempeña un destacado papel en el I+D+I y está a punto de dar un nuevo fruto con amplias aplicaciones en la medicina y la salud. El Instituto Tecnológico Textil (Aitex) estudia en la actualidad textiles capaces de favorecer la regeneración de tejidos humanos.
Levante-EMV/Efe, Valencia/Alcoi El proyecto que llevan a cabo los investigadores de Aitex persigue el desarrollo de textiles de elevadas prestaciones y capaces de favorecer la regeneración de tejidos humanos en heridas e implantes, así como de facilitar la absorción de medicamentos a través de la piel. Utilizan para ello la nanotecnología, un campo de la ciencia aplicada dedicada al control y la manipulación de la materia a una escala mínima. Tan mínima que se sitúa al nivel de átomos y moléculas.

La investigación, en la que colaboran varias universidades, se encuentra todavía en fase de I+D+I. Sin embargo, según explica la responsable del grupo de Acabados Técnicos y Confort del instituto, María Blanes, los técnicos ya han podido electrohilar fibras de entre 50 y 500 nanómetros, lo que ha permitido generar una especie de velo o membrana, al que denominan «tela de araña» , con un entramado muy parecido al de las células. Es en este entramado, al que los investigadores llaman «andamios» , en el que las células humanas se regeneran con mayor rapidez, favoreciendo la curación de heridas. En el futuro, según explicó Blanes, este tipo de textiles podrán utilizar separa hacer vendajes o textiles médicos dada su capacidad de imitar la piel humana o la de cualquier animal. Basta un dato para comprender la complejidad de los trabajos. Un nanómetro es la mil millonésima parte de un metro (0,000000001). Los investigadores trabajan a una escala propia de los átomos y más pequeña que la de células y moléculas. Un pelo humano, por ejemplo, tiene un grosor de cien mil nanómetros. Aitex, un instituto con sede en Alcoi e integrado en la Red Impiva, tiene actualmente más de veinte líneas de investigación, entre las que se encuentra ésta, que aprovecha la nanotecnología (tecnología de los materiales y las estructuras) para producir nanofibras con aplicaciones médicas, técnicas o para la construcción. Otra de las líneas de investigación puesta en marcha en el instituto es la de textiles inteligentes y funcionales, dentro de la cual se desarrollan algunos proyectos sobre la aplicación de nuevos tejidos a la medicina y al bienestar de las personas. Una de estas iniciativas es la que trata de desarrollar una prenda que permita obtener información sobre la respiración de las personas que padecen la apnea o enfermedad del sueño. La camiseta se compone de unos hilos que varían la conductividad dependiendo del grado de alargamiento del tejido. Cuando el usuario inspira o expira se produce un estiramiento o encogimiento del tejido y se establece una relación entre esa deformación y el cambio de conductividad producido en la prenda. Esta variación de la conductividad es resultado de la respiración normal del paciente, por lo que cuando ésta es constante informa de que el paciente ha dejado de respirar. De esta manera, los médicos pueden hacer un seguimiento del paciente y de sus fases de sueño sin necesidad de ser hospitalizados, como sucede actualmente, según explicó el responsable del grupo de investigación, José Gisbert

No hay comentarios:

Estadística

ecoestadistica.com